sáb, 26 nov

|

Allen

Imágenes en mi tierra

Imágenes en mi tierra Flauta y orquesta de cuerdas Ensamble de cuerdas de la OFRN Dirección Nathalie Marin

Las entradas no están a la venta
Ver otros eventos
Imágenes en mi tierra

Horario y ubicación

26 nov, 19:00

Allen, Brentana, Allen, Río Negro, Argentina

Acerca del evento

Imágenes en mi tierra

I.- Al alba (Allegro)

II.- En el ocaso (Adagio)

III.- En el pozo de las ánimas (Presto)

Imágenes en mi tierra titula esta obra Claudio Alsuyet, y no Imágenes de mi tierra, como sería la tentación. Apenas una sutileza nos indica dónde hunde sus raíces el compositor, cuál es el territorio en que va a moverse, que no es una mera topografía ubicable en el mapa, sino un cimiento, una identidad.

En el año 2014 el autor completó una ambiciosa travesía en coche a lo largo de la ruta 40. Allí buscó impregnarse de las imágenes que se desplegaban en su parabrisas casi sin necesidad de ser convocadas. No es un dato menor que el compositor sea piloto y que su experiencia física de volar se vuelque en su creación. Allí donde todo parece suspendido e inmóvil, la luz que baña el mundo se ve en la plenitud de sus matices.

En este trayecto más terrestre la luz también es una constante, ya sea en el crepúsculo de la mañana o en el de la tarde. Al alba es una luz pura, plácida, trasmutada en sonido con una paleta diáfana y un sonido que va siempre hacia

arriba, como resistiéndose a una gravedad inevitable. Acaso nada es aquí exactamente lo que parece; debajo de una superficie simple y al mismo tiempo elegante, sin sobresaltos, hay un sustrato de contemplación profunda, de sutil inquietud, de la mano de una zamba sosegada.

En el ocaso abre con la angustia que aparece ante la intensidad de lo panorámico; esa soledad que sume al hombre en su dimensión esencial, siempre pequeña, que entra por los ojos y se convierte en una sensación corporal, en una conciencia de la propia escala subrayada por un aire de vidala.

Una nueva luz baña En el pozo de las ánimas, donde nuevamente el título escamotea una expectativa que se ve dirigida hacia un lugar siempre más amable que el que las palabras parecen sugerir. El tácito malambo es el telón de fondo de este nuevo paisaje que se revela incesante, vital, con silencios que van jalonando las páginas finales de esta bitácora como espacios entre palabras. Las ánimas son el reflejo del propio observador en lo observado, la marca que inscribe lo real en la materia humana, como las viejas placas fotográficas sensibles a la luz. Sensibilidad y transparencia, elevación y raíces, pudor y revelación, polos de una poética que nos lleva a la tierra donde habita el creador.

Daniel Varacalli Costas

Compartir este evento